Agosto 29 de 2020


 


Por Andreína González

El teletrabajo es la nueva normalidad a la que gran parte de la población mundial se ha tenido que acostumbrar y que, según estudios, seguirá ocurriendo al menos por los próximos meses. Ante esto, las viviendas tendrán que reestructurarse, destinando espacios para el desarrollo de esta actividad.

Según la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), a mediados de abril, el 95% de las empresas chilenas estaban en teletrabajo y el 66% de ellas no contemplaba fecha de finalización para este método. Además, otras investigaciones han arrojado que el teletrabajo sí es efectivo y que los empleados cumplen con la productividad esperada por las empresas, lo que desmonta el mito de la falta de eficencia de esta herramienta.

Estas estadísticas reafirman que la industria inmobiliaria deberá adaptarse a las nuevas exigencias: dormitorios con zonas destinadas para trabajar durante el día, habitaciones para que los niños jueguen, adaptación de interiores, entre otras.

El mercado inmobiliario no solo deberá modificar la estructuras de las propiedades, también tendrá que prepararse para recibir demanda en sectores de menor movimiento porque, al ya no ser una prioridad el tiempo de traslado entre la casa y el trabajo, se espera que haya descongestion en los lugares que estén sobrepoblados y que la zona periferica pase a tener mayor demanda, así lo afirmó Javier Varleta, gerente de estudios inmobiliarios de GFK Adimark.

Si bien las inmobiliarias no han escapado a las consecuencias de la pandemia, esta nueva realidad les permitirá reinventarse, siendo aquellas que se adapten de la mejor forma a estos cambios las que puedan sobreponerse a las bajas ventas de los últimos meses. 


Fuster Propiedades Spa
Fuster Propiedades Spa Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 fusterpropiedades.cl, todos los derechos reservados.